Crea tu vida virtual

Los Sims se han convertido en una de los juegos más vendidos en la historia, generación tras generación lo hemos ido viendo evolucionar desde la aparición de la primera entrega, simple, al estilo de los reallity shows, asombrosa para captar la atención. Hoy, a lo largo de los años de haber salido al mercado, disfrutamos de un juego que ha sabido renovarse y promete perpetuar su existencia en el universo de la vida virtual.
El transcurso del micromundo de una casa a la extensa ciudad que propone esta última entrega ha propiciado algo muy intenso en las relaciones y la vida virtual.

TS4_440_GENEALOGY_1k_White

Comenzaremos eligiendo un Sims al que podremos personalizar casi sin límites, desde el aspecto físico, aficiones, y gustos; hasta el estado civil, casado o soltero; pasando por matices del carácter que permitirán partidas muy diferentes unas de otras, dado la diversidad en cuanto a objetivos vitales del personaje creado.

Para empezar tendremos que elegir a nuestro Sims y comenzar el juego, comprar un solar e iniciar la construcción de nuestra casa. Encontrarás un empleo y, dependiendo de tu evolución en el mundo laboral, podrás adquirir mejoras en la decoración, accesorios, así como la posibilidad de ir ampliando tu escala social.
Tendrás una cantidad de opciones, desde ir al gimnasio, acudir a una cita o contemplar la puesta del sol. Todo ello, en un control sobre la vida de tu personaje que puede ser absoluto, muy propicio para aquellos que quieran disfrutar de la experiencia sin tener que estar mediando constantemente en cada uno de los pasos y necesidades vitales del personaje.
Las posibilidades son casi infinitas, teniendo en cuenta que podremos alcanzar diferentes metas en función del personaje creado.
Y es que, no cabe duda, Sims ofrece un extenso campo de acción y una gran cantidad de vivencias.
En definitiva, es un juego orientado al amplio público y al jugador más casual.
Lo cierto es que el juego  nos brinda motivos más que suficientes para disfrutarlo y perderse en su mundo.
Muchos de nosotros quisiéramos tener una vida que no tenemos y por que imaginarnos esa vida si la podemos crear y vivir a través de nuestras propias fantasías virtuales.