Tutoriales: Introducción al sistema de emociones en The Sims 4

La novedad más saliente en The Sims 4 es el sistema de emociones. Las emociones representan un nuevo factor que modifica completamente la forma en que los sims se comportan con otros y se desempeñan en sus carreras. En total, son 15 las posibilidades: contento, coqueto, triste, enfadado, atontado, incómodo, seguro, centrado, inspirado, tenso, vacilón, aburrido, vigorizado, avergonzado y dormido.

El estado de ánimo de los sims es producto de la combinación de diversos efectos durante el transcurso del día. Las necesidades básicas constituyen la influencia principal, y garantizando que nuestro sim las tenga cubiertas prevenimos las emociones negativas que alteran su comportamiento.

Otra influencia importante es la del entorno. Si nuestro sim está presente en un espacio bien decorado y limpio, va a recibir un efecto positivo, mientras que en caso contrario es muy posible que se vuelva triste o incómodo. Para ello es esencial invertir en el hogar adquiriendo elementos que acentúen este aporte favorable.

Socializar es otro de los factores de mayor peso en las emociones de nuestros sims y es más difícil de controlar que las necesidades y el ambiente. Las interacciones pueden provocar bruscos cambios de ánimo; si estas son amistosas, el sim exphgua2y78dvajerimentará un cambio de estado hacia una mayor felicidad, pero si la conversación no va bien es probable que vire hacia la tristeza o el enojo.

Las acciones también tienen incidencia en cómo se sienten los sims a cada momento, sin importar lo poco significativas que parezcan. Actividades sencillas como mirar la televisión o tomar una ducha también tienen su correlato en una influencia positiva en el humor de los personajes.

Las emociones también tienen rangos, y esto implica que puede haber dos etapas para algunas de ellas, la segunda de las cuales tiene una mayor intensidad. Cuando un sim alcanza uno de estos estadios y lo mantiene durante un largo tiempo, pueden surgir las emociones extremas, que son tres: histérico, mortificado y enfurecido. En estos casos especiales puede llegarse a la muerte si no se logra revertir a tiempo el estado anímico del sim.